Telas sobrantes: Proyectos DIY - Scrunchies -

Actualizado: 29 mar

Seguimos con algún que otro secreto para hacer uso de esos pequeños sobrantes de tela. ¿Trabajas en un taller y cada día sobra mucha tela? ¿Incluso en casa con tus propios proyectos te sobran muchos retales?

¡Guárdalos! Puedes hacer muchos proyectos diferentes partiendo de ese material.


Por lo que, hoy os mostraremos otro proyecto que se puede llevar a

cabo con simplemente tela sobrante, aguja e hilo. Así que,

¡Vamos a por ello!


En la entrada anterior os descubríamos los Proyectos DIY y os mostrábamos la técnica de Patchwork para reutilizar la tela. Hoy os lo recordamos:


¿Qué es un proyecto DIY? Las siglas DIY están detrás de la expresión

inglesa que conocemos como "Do It Yourself", lo que significa, hazlo por tu cuenta.

 

Hoy os damos la segunda idea para darles uso a los retales:

"Scrunchies" o Coleteros fáciles


¿Qué son los Scrunchies o Coleteros fáciles?

Son unos coleteros muy de moda que se caracterizan por su forma y versatilidad. Se pueden crear con todo tipo de telas y es muy probable que te guste tanto el resultado, que decidas hacerte media docena. ¡Para así, darle algo de color a tus recogidos!


¿Qué necesitaremos para crear nuestro coletero?


- Retales de telas sobrantes
(entre 7 x 45 cm y 9 x 45 cm)
- Liga/goma elástica
(mejor si es redonda y no plana)
- Un imperdible u horquilla
(aunque no es imprescindible)
- Kit de costurera: aguja, hilo, metro y tijeras





¡Vamos a por ello! Te dejamos primero una guía de pasos sencilla y seguido, te lo explicamos paso a paso:


  1. Elige la tela que más te guste o tu retal preferido, que tenga un tamaño aproximado de 3-7 cm X 12-40cm (conforme más grande sea el retal, más amplio quedará el coletero)

  2. Dale la vuelta al retal escogido y marca la zona a coser con alfileres. Recuerda dejar aproximadamente 4-5 mm de distancia con el borde de la tela. Seguido, cose por la parte interior de esas alfileres guías que has colocado.

  3. ¡Vamos a agregar la goma interior! Para ello, dale la vuelta a lo ya cosido, de forma que la tela que quieras quede en la parte exterior, quede hacia fuera.

  4. Ayúdate de una horquilla o imperdible e introduce la goma por el interior del "tubo" de tela que acabas de crear. Rodea tu muñeca y corta la goma, así tendrás un coletero del tamaño de tu muñeca.

  5. Una vez la goma esté en el interior, procura unir los dos extremos de una manera segura, ya sea con un nudo o cosiéndolos (si es una goma plana será más fácil coserlo). Seguido, cose los extremos de la tela que quedan sueltos y,

¡YA TENDRÁS TU COLETERO LISTO!


¿Vamos paso a paso? Aquí te explicamos CADA PASO, POCO A POCO:


Primer paso:

Elige la tela que más te guste, y córtala de modo que te quede un rectángulo. El tamaño, depende de la anchura que quieras. Mínimo, tiene que tener 3-4 cm de altura y la largura que le vayas a dar al elástico, que será de unos 12-15 cm.

Así quedaría un coletero con tela de satén

La tela de satén es ideal ya que no corta el cabello, por lo que podrás recoger tu pelo sin peligro de que se rompa o corte por el recogido.

Aunque puedes elegir cualquier retal de tela que nos sobre. ¡Lo único, asegúrate de que tiene la medida mínima para poder coser correctamente! Y por supuesto, elige el tamaño de la tela dependiendo del resultado deseado


Segundo paso:

Dale la vuelta al retal de tela escogido, de manera que veas la parte que se quedará por dentro en el coletero. La parte de tela que desees que finalmente se vea, tiene que quedar hacia el otro lado.

Ya que será un rectángulo, une los lados más largos del rectángulo con alfileres, para así poder coser de una manera más sencilla. Procura poner las agujas dejando una distancia aproximada de 4-5 mm respecto al borde de la tela.

¿Ya has colocado agujas para fijar los dos lados más largos del rectángulo? ¡Perfecto!


Ahora, cose con aguja e hilo por la parte interior de las agujas que has puesto anteriormente


Tercer paso:

Una vez cosido el lateral más largo, dale la vuelta a la tela cosida, con mucha paciencia . ¡Te será más fácil si lo haces de la misma manera en la que se le da la vuelta a los calcetines! Hazlo con los dedos, poco a poco y procurando hacerlo lentamente.

¿Lo tienes? ¡Ya casi tienes tu coletero acabado!


Cuarto paso:

¡Es la hora de pasar la liga o goma por dentro del coletero! Una vez tengamos el "tubo" de tela hecho, y con la parte de la tela que queremos quede por fuera, hacia fuera.

¡Estamos preparados para pasar la liga!

¿Cuánta goma necesito? ¡Tómate el tamaño con tu muñeca! Rodea tu muñeca con la liga y córtala, de manera que no te apriete ni te sea incómodo.

¡Así, cuando la lleves en la muñeca, será justo de la medida ideal!


¿Tienes un imperdible o una horquilla a mano? ¡Te vendrá genial! Ayúdate de una de estas dos mini herramientas para pasar la liga por el interior de nuestro "tubo" de tela. ¡Es más sencillo de lo que parece! Ayúdate de tus manos para ir pasando la liga poco a poco, tirando lentamente de la tela para que progresivamente, quede la liga por dentro. Y no olvides sujetar los dos extremos, para así unirlos de manera mas sencilla.


Quinto paso:

¿Ya tenemos la goma dentro del tubo y los extremos de ésta a la vista? ¡Perfecto!


Ya solamente nos queda coser los dos extremos de la tela, en perpendicular de la costura que hemos hecho antes, para cerrar nuestro coletero y que así la goma quede por dentro.

¡Cuidado! Es MUY IMPORTANTE coser ( o anudar) antes los dos extremos de la goma, y posteriormente, los extremos de la tela.



¡YA TIENES LISTO TU COLETERO!


¿Te ha gustado esta idea? Pronto vendremos con más ideas fáciles de hacer. Escríbenos a tienda@laboresamano.com en caso de duda o información.


¡Mándanos fotos de tu coletero original!







25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo